ELA

¿Qué persona está preparada para afrontar en su propia vida o en la de un ser querido los cambios que implica la ELA?

(Unidos contra la ELA- Fundación Luzón)

¿Quién puede decir que en la perspectiva que se abre después del diagnóstico, se vislumbra un camino sencillo? Seamos sinceros. Nadie está preparado para asumir rápida y fácilmente la aparición de una enfermedad cuya evolución conlleva limitaciones en actividades tan importantes como la movilidad, la comunicación o la alimentación.

Pero ¿podemos hacer algo? ¿O se trata de asumir esta realidad con pasividad e indefensión? Por supuesto, podemos hacer algo, podemos hacer mucho… Todos: la persona, los familiares, los amigos, los profesionales, y la sociedad en general.

En el fondo, afrontar los cambios que irán apareciendo es un proceso de aprendizaje. Cada uno desde nuestro rol, necesitaremos poner en marcha y desarrollar muchos recursos sobre los que nunca habíamos pensado.

En este contexto, resulta esencial la información que las personas con ELA, familiares y profesionales tengan sobre las distintas opciones de productos y cambios en el entorno que pueden fomentar su autonomía y participación en diversas áreas.

En muchos casos, el desconocimiento de la existencia de un producto impide que la persona pueda beneficiarse de las ventajas que su uso tendría en su día a día.

Sobre todo, que la vida que queda por delante, dentro de las circunstancias concretas, sea lo más satisfactoria posible.

¿Cómo se siente la persona en su propia casa? ¿Puede utilizar con comodidad y seguridad los distintos espacios? ¿Puede ser más autónoma en actividades de autocuidado como el aseo o el vestido?

Y si desea salir de casa, ¿puede hacerlo?.

Aquí queremos dejar algunas ideas para una mejora tanto para la persona con ELA como para los cuidadores.

Productos de apoyo para el aseo, vestido y cuidado personal

Sugerencias y recomendaciones

♣Conviene ducharse sentado para evitar el riesgo de caídas y tener las manos libres para asearse.

Alguno de los modelos de sillas de ducha con y sin ruedas puede usarse como asiento de inodoro, con lo que solo es necesario un asiento para usar el inodoro y la ducha.

Comparte en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat